El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

sábado, 24 de mayo de 2008

COMO JUGAR CON TU GATO


Así como el juego es muy importante en el desarrollo emocional de los niños, también lo es en el de los gatos.
Los gatitos juegan con casi cualquier cosa. Solo debes alejar cualquier posible peligro, como las bolsas de plástico, los cordeles o lanas, las agujas con hilos y los objetos pequeños que podrían ser tragados accidentalmente. Existen muchos juguetes interactivos que resultan muy atractivos para los gatitos. Lo que debes tener en cuenta es enseñarle desde el primer día que tus manos y pies no son para ser mordidos ni arañados. Nunca lo dejes morderte, pues luego te será más difícil adiestrarlo para que deje de hacerlo. Cuando él intente hacerlo, pues seguro lo hará, solo grita, retira lentamente tu mano y vuelve a jugar cuando se haya calmado. Debes repetir esto cada vez que el pequeñín quiera morderte o arañarte.
Cuando un gato es adulto es un poco más difícil incitarlo a jugar. Para esto tendrás que usar tu ingenio y prestar a tención a qué cosas le atraen más. Puedes usar juguetes comprados en tiendas, como pelotas con objetos llamativos en su interior, ratones con hierba gatera, o cosas que tengas en tu casa, como pelotas de papel, pajillas, anillos plásticos de las botellas de gaseosas. Dale estos objetos solo para jugar contigo, pues si se los dejas todo el día, se volverán aburridos. De todos modos deberás cambiar los juguetes cada tanto para mantener el interés.
Los gatos son muy curiosos y les encanta cazar y explorar, así que debes crear movimiento en los juguetes, atándolos con un cordel, colgándolos o haciéndolos rodar por el piso.
Hay muchas buenas razones para que dediques un tiempo a jugar con tu gato:
Fomentar su instinto de caza. Usando juguetes, como pelotas o ratones, le enseñas a acechar una presa, prepararse para el ataque, saltar para atraparla y salir victorioso con la presa en su boca.
Ayudarle a mantener un peso saludable mediante el ejercicio. Esto no solo le sirve para ser más ágil y fuerte, sino que colabora a una vida más saludable. Al igual que ocurre con las personas, en los gatos hay muchas enfermedades que se ven favorecidas por el sobrepeso y el sedentarismo.
El juego sirve para liberar en forma positiva las tensiones y la agresividad. De esta manera el gato puede “descargar” malas energías (aburrimiento, celos de otras mascotas, enojo porque no estuviste durante el día, etc) que podrían derivar en conductas inapropiadas si no tuvieran esta forma más positiva de expresión.
Esta actividad refuerza el vínculo entre tu gato y tú. Tu mascota se sentirá más apegada a ti si comparten un tiempo de juego a diario o cada vez que puedas.
En el caso de los gatos tímidos, el juego los ayuda a relacionarse con las personas casi sin darse cuenta, lo que lleva a que se sientan más confiados. Recuerda que un animal demasiado tímido o miedoso puede volverse agresivo si se siente intimidado, así que es muy importante hacer todo lo posible para modificar esta “personalidad”.
Jugar es divertido, y te ayudará a ti, tanto como a tu gato, a olvidarte de los malos ratos que hayas tenido durante el día. Solo te resta relajarte y disfrutar.

2 comentarios:

vicki !! dijo...

hola !!
me llamo victoria
adoro a los gatos
son muy lindos
yo tengo una gatita llamada yuyù
lindo metro
te pasas por el mio ??
es porlosanimales-viki.blogspot.com
chau

Cabalayka dijo...

Hola Victoria, gracias por visitar a Henriketo y...transmite tamién a yuyù nuestro más afectuoso saludo.Te visito enseguida...

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA