El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

lunes, 10 de mayo de 2010

LIDIANDO CON LA PÉRDIDA DE NUESTRA MASCOTA


El tiempo adecuado para considerar en adoptar a otra mascota es cuando usted sienta que está listo. Algunos afligidos están listos en adoptar tan pronto después de la perdida de su mascota, otros querrán esperar hasta que han completado el proceso de duelo. Incluso habrá quienes no desearán tener otra mascota, pues se predisponen a una nueva pérdida. De ser este último su caso, recuerde que una mascota es como un ser humano al cual le abrimos nuestro corazón para disfrutar de su compañía el tiempo que Dios decida darle vida, así que no le privemos a nuestra familia o a nosotros mismos de crecer al lado de una nueva mascota

La pérdida de una mascota querida puede ser muy dolorosa. Las mascotas son parte de nuestras familias y una fuente de amor incondicional. Cuando nuestras mascotas mueren, podemos tener sentimientos similares como cuando perdemos a un miembro humano de nuestra familia o a un amigo.

Es por ello que la comprensión del proceso de duelo y el entendimiento que esto es aceptable (y muchas veces necesario) podrá ayudarle a procesar sus sentimientos de pérdida y adaptarse a la vida sin su mascota.

Proceso de duelo

Es importante que usted permita el duelo por la pérdida de su mascota. El duelo es un proceso que se experiencia diferentemente en cada persona y a un ritmo individual. Si usted se encuentra "detenido" en una de las varias fases de duelo, puede ser útil buscar consejo o el apoyo de otras personas que han tenido experiencia con la pérdida de una mascota.

Típicamente, el proceso de duelo incluye las siguientes etapas:

Conmoción y negación. La cual es la fase donde la muerte de las mascotas no parece ser real.

Coraje y culpabilidad. Es cuando durante el duelo puede arremeter contra la familia, contra Dios o contra el veterinario, culpando a otros o a sí mismo por la muerte de la mascota.

Negociación. Cuando el duelo por tu mascota puede hacerte que hagas un acuerdo con Dios o con tu veterinario con la esperanza de poder tener a tu mascota de regreso.

Depresión. Que se da como una reacción al cambio de vida creado por la pérdida de su mascota, los afligidos pueden sentirse tristes, sin esperanza, confundidos, culpables, vacíos, e incompetentes. Todos estos sentimientos son normales; sin embargo, si la depresión persiste, usted querrá ver a un médico para una evaluación.

Aceptación y resolución. Las cuales ocurren cuando la pérdida de la mascota es integrada a la vida del afligido. Pero esto no quiere decir que hemos olvidado a la mascota.

El proceso de sanar

Honrar y conmemorar a su mascota es una parte importante del proceso de duelo y para sanar. En este sentido, la Asociación de Medicina Veterinaria de Oregon (
Oregon Veterinary Medical Association), señala que posiblemente usted como su propietario querrá considerar bien sea hacer una donación a una organización relacionada a los animales en memoria de su mascota, llevar a cabo un ritual tal como encender una vela por su mascota o llevar a cabo un servicio conmemorativo con familia y amistades, hacer un álbum de recortes de la vida de su mascota, escribir sobre recuerdos especiales de su macota o hasta hablar con otras personas que han sentido una pérdida similar, tal como en un grupo de apoyo.

Los niños y la pérdida

Como muchos niños tienen su primera experiencia con la muerte con sus mascotas, es muy importante manejar esta situación con cuidado. Muchas personas no recuerdan qué tan traumático y confuso fue la primera vez que tuvieron que lidiar con la muerte. Los niños tienden a llorar menos que los adultos, pero el dolor aún es intenso. Tal vez aún más intenso. Los niños pequeños también tienden a volver al tema en varias ocasiones, así que sea paciente.

Es muy importante ser honestos con los niños y explicarles la permanencia de la muerte de la mascota en términos simples y directos. Dejar de lado al tema no ayudará en absoluto, y los niños que tienen un gran instinto sabrán cuándo algo no se está diciendo. No es aconsejable decirle al niño que "Dios se llevó a su mascota" o que la "han puesto a dormir" ya que el niño puede empezar a tener miedo de que Dios esté esperando para llevarse todo, o incluso de irse a dormir.

Anime al niño a hablar sobre la mascota y déle mucha confianza. Los niños logran pasar por el duelo dibujando imágenes o escribiendo historias sobre sus mascotas, esto les ayuda adaptarse a la pérdida. Ahora un consejo que no debe olvidar es que no le compre a su hijo una nueva mascota de inmediato, déle tiempo para adaptarse, y no le dé un nuevo animal doméstico hasta que esté listo, de lo contrario sólo será perjudicial en el largo plazo.

Las mascotas que quedan

Si tiene otras mascotas en casa, no olvide de que éstas pueden presentar cambios de comportamiento con la pérdida de su compañero de vida o de juegos. Las mascotas pueden formar lazos de familia o de amistad muy fuertes entre ellos. De allí que la separación inesperada pueden presentarle ansiedad, inquietud, verse nerviosos o con depresión. Mientras que los que suelen ser más energéticos, seguramente optarán por dormir mucho y comer menos.

Si usted tiene varios perros y la mascota que murió era el macho o la hembra dominante, probablemente habrá algunas peleas y enfrentamientos entre los restantes para averiguar quién será la nueva jerarquía. Esto es natural, y no se debe interferir. Las mascotas que le sobreviven o quedan tal vez buscarán a sus acompañantes fallecidos y ansiarán por la atención de sus dueños; sin embargo, demasiada atención puede llevar a la ansiedad de separación. Intente mantener las rutinas de comer, dormir y de ejercicio lo más normal posible para darles el sentido de estabilidad. No es aconsejable adquirir una nueva mascota de compañero para sus mascotas sobrevivientes a menos que usted mismo esté listo emocionalmente. Recuerde, son como niños: necesitan tiempo para sufrir y resolver las cosas, como todos los demás en la familia.

La eutanasia en mascotas

La decisión de eutanizar a su mascota muchas veces es difícil y abrumadora. Hable con su veterinario sobre la salud de su mascota y sobre las opciones de tratamiento. Usted querrá considerar la calidad de vida de su mascota y también de la familia, el nivel del dolor de su mascota y la habilidad de hacer las cosas que alguna vez disfrutaba. Sentirse culpable es común, pero es importante recordar que como la persona que está al cuidado de la mascota, muchas veces la decisión de eutanizar es la más bondadosa y más generosa decisión que usted podrá tomar si su mascota está enferma o lastimada.

6 comentarios:

La Maga de Lioncourt dijo...

Me has conmovido con éste post.
Te diré que, como todos, yo he perdido mascotas, y todas esas péridas han sido dolorosas.
La más debastadora fue la pérdida de mi primer gato, hace ya dos años. Yo no estaba en casa y mi familia no quiso decírmelo en su momento porque estábamos atravesando una situación muy dolorosa. Cuando me enteré sufrí mucho, hasta el día de hoy se me parte otro poco el corazón al recordarlo.
Creo que lo importante es recordarlos siempre y seguirlos queriendo como antes, pero seguir adelante y darle espacio en nuestro corazón a nuevos compañeros de vida, como suelen ser las mascotas.

Te mando un beso grande, y una caricia tras las orejas para Henriketo.

De Profundis dijo...

Excelente post,he pasado por esta experiencia tan dolorosa, sobre todo cuando no es solo "la gato", sino como uno mas de la familia....... una compañera,una amiga y una hermana
Gracias Henriketo y Cabalayka por publicarlo.

Sanchete dijo...

Enhorabuena por el blog, me convierto en fiel seguidor :)

Saludos!

http://www.unavidadefieras.com

supermandrin dijo...

Me ha encantado este post.
Me he acordado, de cuando murió mi primer canario, que se llamaba Tiki, en mi casa todos lloramos, y mi gata, se tumbo en el pasillo, sin ganas de hacer nada...parece que ella también se puso triste :'(

Duncan de Gross dijo...

Muy buen post, necesario. A mi todavia me cuesta pensar que no tengo a Michel IV de Gato a mi lado, con todas las aventuras que hemos vivido...Pero Micho I de Gato me hace seguir adelante y seguir contando estrellas... Un miau!!

SONVAK dijo...

Sí. He perdido a Iris y Snoopy. La muerte de Iris fue por complicaciones en el parto... Era tan jovencita todavía, que su muerte fue algo muy inesperado y doloroso. Snoopy tenía casi 17 años, yo sabía que tarde o temprano llegaría el momento; al final tuve que decidir que lo "durmieran" a causa de los dolores que para él ya eran insufribles... fue una experiencia muy dura, realmente muy dura. Y se les echa tanto de menos... Sin embargo no por ello dejaré de tener mascotas. Ellos necesitan de nosotros y nosotros de ellos para hacer de la vida un camino más feliz...

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA