El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

viernes, 12 de diciembre de 2008

EL GATO Y LA NAVIDAD


RIESGOS EN LAS FIESTAS

Navidad y Año nuevo son festividades que pueden llegar a estresar a nuestros gatitos. Si vamos a realizar una fiesta en casa, hay que preparar un lugar en el hogar para que nuestro felino pueda refugiarse si se siente abrumado por la movilización de gente. Un dormitorio donde no pasara mucha gente será ideal, dejaremos una cama, su plato de agua y alimento si come de noche.
Otro problema común son las puertas, cada vez que recibamos un invitado debemos asegurarnos que el gato no deambula cerca, para que no se escape al exterior, es conveniente no dejarlo salir ya que durante estas fechas se tiran fuegos artificiales y otros elementos de pirotecnia que pueden no solo quemarlo o herirlo, sino asustarlo y desorientarlo. Muchos comienzan a correr tratando de huir del ruido (lo toman como algo amenazante), perdiendose luego. Si es necesario, recomiendo encerrarlo en una habitación con juguetes, cama, agua y alimento, ir a verlo cada tanto, puede sonar cruel quizás para algunos pero será mucho peor si se escapa, se pierde, cruza la calle desorientado o lo agarran personas mal intencionadas.
Si vamos a salir y pasara algunas horas solo, no dejarlo a oscuras (aunque el gato sea un animal netamente nocturno), dejarle una caja de cartón grande con papel de diario (aman este tipo de papel) así podrán refugiarse allí si se asustan por los fuegos artificiales.
A la hora de comer, si nuestro gato siente gusto por el pan dulce, no debemos exagerar en las cantidades, no son animales desarrollados para digerir los hidratos de carbono y podría terminar haciendole mal, incluso porque algunos tienen mucha cantidad de azúcar. Cuidado también con las carnes muy condimentadas con pimentón, etc, no queremos que nuestro minino termine la noche con una tremenda indigestión.
Así tampoco, jamas debemos darle de tomar bebidas alcohólicas, ya que con muy poca cantidad de alcohol pueden entran en coma, son mucho mas pequeños que nosotros y por lo tanto soportan una dosis muy inferior a la nuestra.
También hay que cuidar que nuestro felino glotón no quiera "probar" el árbol de navidad y todos sus adornos, algunos gatos literalmente se comen las guirnaldas, esto es peligroso porque son de plástico, no pueden digerirlas corriendo el riesgo de terminar como un tapón en el intestino (obstrucción). Si nuestro gatito es un atlético dispuesto a escalar el árbol de navidad, recomiendo colocarlo en una esquina y atarlo contra la pared mediante algún soporte, con varias sogas.
A las luces decorativas habra que pasarles un poco de vinagre si nuestro gato se ha encaprichado en masticarlas.

2 comentarios:

DeProfundis dijo...

Mis amados "niños" practican varios deportes con las bolas del arbol de navidad, a saber son:
futbol, baloncesto, beisbol, fronton y petanca......¡angelitos!

Henriketo dijo...

Que profundis eres... querido De Profundis...las bolas son lo nuestro amigo...miau, jejeje, miau.

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA