El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

sábado, 20 de septiembre de 2008

EL GATO CON BOTAS


Hola amigos!!!
Como me voy de "findes" os dejo bien entretenidos con un cuento clásico fascinnte que lleva por título "El Gato con Botas", es un cuento popular europeo, recopilado en 1697 por Charle Perrault en sus Cuentos de mamá ganso. Es sin duda un cuento infantil precioso que forma parte de mi biblioteca selecta. Estais todos invitados a su lectura .Y ahora voy a hacerme una lista de todas las cuchufletas que necesito para el viaje como: mi manta, mi juguete favorito, algo para comer durante el camino, en fin, feliz fin de semana amigos!!! y...que disfruteis este cuento.

EL GATO CON BOTAS
Había una vez...
...Un molinero que tenía tres hijos.
A su muerte, el pobre molinero les dejó a sus hijos, como únicos bienes: su molino, su burro y su gato. Muy pronto se hizo el reparto, para el cual no se necesitó notario ni otra autoridad; nada sobró del pobre patrimonio. El hijo mayor se quedó con el molino, el segundo recibió el burro y el menor sólo se quedó con el Gato; estaba desconsolado por tener tan poco.
—Mis hermanos —decía— podrán ganarse la vida honradamente trabajando juntos; en cambio yo, en cuanto me haya comido mi gato y haya hecho una bufanda con su piel, moriré de hambre.
El Gato, al oír este discurso, le dijo con un aire comedido y grave:
—No te aflijas en lo absoluto, mi amo, no tienes más que darme un saco y hacerme un par de botas para ir por los zarzales, y ya verás que tu herencia no es tan poca cosa como tú crees.
Aunque el amo del Gato no hizo mucho caso al oírlo, lo había visto actuar con tanta agilidad para atrapar ratas y ratones, y cuando se colgaba de sus patas traseras o cuando se escondía en la harina haciéndose el muerto, que no perdió la esperanza de que lo socorriera en su miseria. En cuanto el Gato tuvo lo que había solicitado, se calzó rápidamente las botas, se colocó el saco al cuello tomando los cordones con sus patas delanteras y se dirigió hacia un conejal en donde había muchos conejos. Puso salvado y hierbas dentro del saco, y se tendió en el suelo como si estuviese muerto; esperó que un tierno conejo poco conocedor de las tretas de este mundo viniera a meterse en el saco para comer lo que en él había. Apenas se hubo acostado tuvo un gran regocijo; un tierno y aturdido conejo entró en el saco. El Gato tiró de los cordones para atraparlo y luego lo mató sin misericordia. Orgulloso de su proeza, se dirigió hacia donde vivía el Rey y pidió que lo dejaran entrar para hablar con él. Le hicieron pasar a las habitaciones de Su Majestad; después de hacer una gran reverencia al Rey, le dijo:
—He aquí, Señor, un conejo de campo que el Señor Marqués de Carabás (que es el nombre que se le ocurrió dar a su amo) me ha encargado ofrecerle de su parte.
—Dile a tu amo —contestó el Rey—, que se lo agradezco, y que me halaga en gran medida.

En otra ocasión, fue a esconderse en un trigal dejando también el saco abierto; en cuanto dos perdices entraron en él, tiró de los cordones y capturó a ambas. Enseguida se fue a regalárselas al rey, tal como había hecho con el conejo de campo. Una vez más, el Rey se sintió halagado al recibir las dos perdices, y ordenó que le dieran de beber. Durante dos o tres meses el Gato continuó llevando al Rey las piezas que cazaba y le decía que su amo lo enviaba. Un día se enteró que el Rey iría de paseo por la ribera del río con su hija, la princesa más bella del mundo,. y le dijo a su amo:
—Si sigues mi consejo podrás hacer fortuna; no tienes más que meterte en el río en el lugar que yo te indique y después dejarme actuar.
El Marqués de Carabás hizo lo que su Gato le aconsejaba, sin saber con qué fines lo hacía. Mientras se bañaba, pasó por ahí el Rey, y el Gato se puso a gritar con todas sus fuerzas:
—¡Socorro! ¡Auxilio! ¡Que se ahoga el Marqués de Carabás!
Al oír los gritos el Rey se asomó por la ventanilla y al reconocer al Gato que tantas piezas de caza le había entregado, ordenó a sus guardias que fueran prestos al auxilio del Marqués de Carabás. Mientras sacaban del río al pobre Marqués, el Gato se acercó a la carroza y le dijo al Rey que durante el baño de su amo unos ladrones habían llegado y se llevaron sus ropas, a pesar de que él les gritó con toda su fuerza; el Gato las había escondido tras una enorme piedra. Al instante, el Rey ordenó a los oficiales de su guardarropa que fueran a buscar uno de sus más bellos trajes para dárselo al Marqués de Carabás.

El Rey le hizo mil halagos, y como los hermosos ropajes que acababan de darle realzaban su figura (pues era guapo y de buen porte), la hija del rey lo encontró muy de su agrado; además, como el Marqués de Carabás le dirigió dos o tres miradas, muy respetuosas y un poco tiernas, ella se enamoró enseguida de él. El rey quiso que subiera a su carroza y que los acompañara en su paseo. El gato, encantado al ver que su plan empezaba a dar resultado, se adelantó a ellos, y cuando encontró a unos campesinos que segaban un campo les dijo:
—Buena gente, si no decías al rey que el campo que estáis segando pertenece al Marqués de Carabás, seréis hechos picadillos y convertidos en paté.
Al pasar por ahí, el rey no olvidó preguntar a los segadores de quién era el campo que segaban.
-Estos campos pertenecen al Marqués de Carabás, Señor.- respondieron los labriegos- Al marqués de Carabás, al Marqués de Carabás.
El rey, al ver tantas riquezas del Marqués de carabás, decidió casar a su hija con el hijo menor del molinero, mientras el gato le presentaba todos los respetos y se había convertido en el gato más famoso de toda la comarca.
Y su Señor, el marqués de Carabás, en un joven príncipe, y las puertas reales se abrieron para dar paso a la feliz pareja.
y allí vivieron felices, y el gato con botas, como recompensa de su amo, vivió también en aquel castillo tan bonito.

Publicado por Henriketo

6 comentarios:

Willow dijo...

Pasaba para desarles muy buen fin de semana...pero veo que estaís por marchar de paseo,qué bonito¡¡¡

Pues entonces mis quieridos,a tomar el equipaje, canasta con algo para la pansita y...Buen viaje¡

Los extrañaré...pero por acá me quedaré esperando su regreso.

Besitos a tí Caba y montones de caricias a mis amiguitos¡

Qué disfruten, muchísimo. Cariños.

Willow dijo...

Pasaba para desarles muy buen fin de semana...pero veo que estaís por marchar de paseo,qué bonito¡¡¡

Pues entonces mis quieridos,a tomar el equipaje, canasta con algo para la pansita y...Buen viaje¡

Los extrañaré...pero por acá me quedaré esperando su regreso.

Besitos a tí Caba y montones de caricias a mis amiguitos¡

Qué disfruten, muchísimo. Cariños.

Cabalayka dijo...

Gracias Willow ya hemos regresado y con ganas de volver a nuestros blogger-asuntillos varios...jejeje.Nosotros también te hemos extrañado...y a las gatitas...Montones de besos y abrazos para ti y las lindas gatitas.

Henriketo dijo...

Willow: me gustaría tener una foto de tus gatitas, jejejeje, para ponerla en la blog. Me haría mucha ilusión poner fotitos de mis amigas/os. Es una idea que se me acaba de ocurrir...miauuuuuuuu. Besos y ronrroneos para todas.

Willow dijo...

Qué alegría están de vuelta,contentos y sanos...y con ganas de trabajar...¡
por lo que observo¡

Cabalayka,cómo haces para darte tiempo para las tareas, cuidar gatitos y todavía editar tanta cosa ?
Madre santa tus días tiene más horas que los mios...y todavía te llegan los amiguitos de Henriketo,dime?


Con gusto te mandaré las fotos de mis amorcitos...verás que te van a gustar¡

Seguro que Melody,te conquistará con su belleza,Makarena con sus hermosos ojos celeste y horgullosa como buena Siamesa y Chiqui tiene una cara de pilla...y una dulzura penetrante,serán buenos amigos,verás.

Dime cómo te las hago llegar y después me comentas...si?

Besos y más para tí y...Cabalayka, gracias por llegarte hasta mi cueva.Cariños a todos.

Cabalayka dijo...

Hola Willow, el domingo por la noche ya estabamos todos en casa. Ahora Henriketo está dormido...que tremendo es!!!. Convivo con tres en casa, A Henri ya le conoces y falta Grillo (mi gato místico)es más tímido que Henri... y mi gata Murli la siamesa bella. Mis Protegidos: Frodo, Uli (Ulises), Hada, Rigoberto y Frodo merodean cada día por la puerta de mi casa, hablamos juntos un ratito comen y...se van hasta la noche que vuelven para volver a charlar y cenar, viven en el campo. Donde vivo hay muchos gatos y están vivendo en paz, son bien considerados por los vecinos.A veces los gatitos tren a otros amigos y/o novios/as, jejeje. Pero siempre vieen los mismos...no dejan acercarse a otros, jejeje. Aquí cada clan de gatos tiene su área reservada...
Claro que no van a encantar las fotos de las gatitas aquí va el e-mail:
cabalayka@yahoo.es, envíalas cuando quieras....tenemos ganas de verlas y Hednriketo podrá presumir de amigas...
En respuesta a como gestiono mi tiempo...te comento: como puedoooooooooo!!!!
Y a eso súmale que trabajo más de ocho horas...
Suelo postear antes de que salga el sol o cuando viene la luna...la cabeza es la parte de mi cuerpo que más utilizo, es por ello que el fin de semana por salud mental y física me conviene descansar. Pero escribir es mi pasión junto a los gatos...
El mejor de los abrazos, como siempre, para ti y las lindas gatas.

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA