El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

lunes, 13 de abril de 2009

LA LEYENDA DE NOÉ Y LOS GATOS


Una leyenda cuenta que Noé, cuando estaba en el arca, se vio acosado por una plaga de ratones que ponía en peligro la duración de las provisiones.
Entonces le pidió ayuda a Dios y éste le dijo que debía acariciar tres veces la cabeza del león.
Cuando lo hizo, el león estornudó y de su nariz salió una pareja de gatos que restablecieron el equilibrio en la población de ratones.

1 comentario:

Azuquita dijo...

Si me das tu permiso me llevo tu leyenda a un blog que tengo compartido.
Es muy bonita.
Al final tiene que haber gato en cualquier sitio del mundo.

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA