El peor pecado para con nuestras criaturas amigas, no es el odiarlas,
sino ser indiferentes con ellas, esa es la esencia de la inhumanidad.

*George Bernard Shaw

martes, 4 de noviembre de 2008

COSAS QUE PASAN


Extraña metamorfosis sufrió el gato de mi vecino. Un día amaneció con melena de león. Al otro día, con mirada de león. Un día más, y su mandíbula, sus patas y su barriga eran las de un león. Pero ahí no acaba la historia. Al día siguiente se comió a los hijos de mi vecino. Luego, a la mujer de mi vecino. Y más tarde, a mi vecino. Y así siguió: come que come sin importarle nada. No le importó siquiera que alguien contara su...

(*)Fuente: Fernández, Marcial., Andy Watson, contador de historias, Colección Sueño Guajiro, Daga editores, México 1997.

2 comentarios:

Willow dijo...

Socorro...se comío al autor¡

Sabes, qué en realidad los gatos guardan en su memoria, qué son tan salvajes como sus hermanos mayores?

No están domesticados, lo sabes, pero son tan tiernos y nos quieren qué nos permiten vivir con ellos, ¿verdad, Henriketo?

Poe esos y muchas cosas más, los amamos.

Henriketo dijo...

Hola willow, claro que nosotros os queremos!!! y es por ello que renunciamos a nuestros amados bosques, selvas y otros bellos lugares para estar siempre cerca de Ustedes.Ronronitos cariñositos para ti y mis queridas gatitas.

RIBA

Hermoso... amigos mios. Quería compartirlo con todos vosotr@s. Feliz día...

HERÁCLITO EL OSCURO

HENRIKETO RECOMIENDA